Coches autónomos y el dilema del tranvía

Se espera que en un futuro no tan lejano los automóviles inteligentes sean la opción preferida de los ciudadanos. Evitarían errores humanos y comportamientos arriesgados al conducir, por lo que sería posible una reducción de los accidentes de tráfico. Sin embargo, hay una pregunta sin respuesta: ¿qué decisión deben tomar los automóviles en caso de un accidente inevitable?